E. coli y el Síndrome Urémico Hemolítico

  • abril 5, 2018
Escherichia coli en animales

El Síndrome Urémico Hemolítico es una enfermedad transmitida por alimentos (ETA) causada por una cepa de la bacteria Escherichia coli (E. coli, toxina Shiga, serotipo O157: H7). Ésta suele estar presente en las heces de animales y humanos, con lo cual las personas están expuestas y pueden, potencialmente, contraer la enfermedad.

Las Buenas Prácticas en establecimientos agroganaderos son un punto de partida para la prevención de su esparcimiento y promover así la inocuidad de alimentos, sanidad habitacional y salubridad de animales y humanos.

¿Te interesa el tema? Leé más: Bienestar animal y bienestar humano

¿Cómo afecta la bacteria a los animales?

La cepa de bacteria E. coli O157: H7 está frecuentemente presente en el intestino distal de los organismos de sangre caliente. Esto quiere decir que la E. coli es potencialmente una amenaza dentro de la producción ganadera, porcina, avícola, etcétera, independientemente de su pequeña, mediana o gran escala.

Afecta al animal en sus sistemas urinario y renal. Puede causar infecciones intestinales y extra intestinales de diversa gravedad, como lo son infecciones del aparato excretor, vías urinarias, cistitis, Uretritis, meningitis, peritonitis, mastitis, septicemia y neumonía Gram-negativa.

Escherichia coli en animales

¿Cómo se transmite la E. coli a los humanos?

La infección de E. coli O157: H7 se produce mayoritariamente en niños en edad inferior a los 10 años y en ancianos.

La transmisión infecciosa al hombre se da por dos vías principales. Una de ellas es el contacto con heces en el ambiente, como puede ser estar en contacto con aguas sin tratar con cloros o lagunas y ríos. Otra vía es a través del consumo de alimentos contaminados, como pueden ser la carne picada cruda o poco cocinada, la leche cruda y las hortalizas y el agua contaminadas por materia fecal.

La E. coli productora de toxina Shiga es termosensible, es decir, se inactiva ante el calor. Es por este motivo que a los alimentos en el hogar hay que prepararlos según recomendaciones de higiene básicas:

  • hervir agua y/o leche (o desechar aguas no potables),
  • cocer bien carnes,
  • hacer lavado y/o cocción de alimentos frutihortícolas

Se debe prestar atención también a la “contaminación cruzada” de alimentos, es decir, que un alimento contaminado entre en contacto durante la preparación con otro alimento que no está contaminado.

Prevención

  • Animales y ambientes

Con síntomas claros de diarrea, los tratamientos para animales contra E. Coli incluyen inyecciones antibacteriales como Rinovac rota-coli de 20 dosis o Rinovac rota-coli de 50 dosis (Allignani Hnos. InmunoVet) . Esto previene y detiene diarreas y deshidratación del ganado.

La medidas básicas de prevención en higiene ambiental incluyen:

  • Proteger los campos de la contaminación fecal por animales.
  • Utilizar residuos fecales tratados.
  • Evaluar y gestionar los riesgos del agua de riego.
  • Mantener limpios y secos los equipos de cosecha y las instalaciones de almacenamiento.

Ante dudas, lo indicado es hacer análisis de materia fecal con servicios profesionales de laboratorio.

¿Te interesa el tema? Leé más: Buenas Prácticas Agropecuarias: 10 puntos para hacer un buen trabajo

  • Humanos

De manera general y en relación al contagio en humanos, el método más efectivo contra la afección de la E. coli O157: H7 es la prevención mediante medidas de control en todas las etapas de la cadena alimentaria, que abarcan desde la producción agropecuaria de pequeña o gran escala hasta la elaboración, fabricación y preparación de los alimentos en cualquier establecimiento industrial u hogareño.

Escherichia coli en animales

No existe un tratamiento específico contra la infección por  E. coli . Si una persona ha ingerido la bacteria, solo puede hacer tratamientos de sostén para los síntomas más graves.

La medidas básicas de prevención en higiene alimentaria incluyen:

  • Lavarse las manos antes y después de tocar alimentos e ir al baño.
  • Cocinar muy bien las carnes.
  • Lavar detenidamente verduras con agua y dejarlas reposar al menos cinco minutos con vinagre y/o lavandina en mínima proporción (1/10)
  • Evitar la contaminación cruzada: utilizar distintas tablas y cuchillos para cortar carne cruda y verduras que no se cocinarán.

 

Fuentes:
E. coli (Septiembre/2017) – http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs125/es/
Información importante que debés saber para prevenir el síndrome urémico hemolítico (16 de marzo de 2018) SENASA – http://www.senasa.gob.ar/senasa-comunica/noticias/informacion-importante-que-debes-saber-para-prevenir-el-sindrome-uremico-hemolitico

Escherichia coli en animales

Compartir esta nota a través de: